miércoles, 12 de julio de 2017

#Reseña: Por un perro sin tumba - Rafael García Maldonado



 SINOPSIS
Por un perro sin tumba es una historia de violencia, amor y compasión. Un tenebroso descenso a las profundidades más remotas del alma humana en forma de adictivo relato policíaco. Un escenario opresivo y brutal donde una colmena de personajes desesperados lucha por sobrevivir en medio de una catarata de horrendos crímenes de apariencia medieval: un psiquiatra, una inspectora de homicidios, un erudito sacerdote y un viejo policía protagonizan entre otros muchos esta trepidante novela, que comienza y transcurre alrededor de la repentina desaparición de un perro.

Voz independiente y de cuidado estilo, Maldonado nos hace partícipes de nuevo de sus obsesiones literarias: la violencia, el deseo, la decadencia y el irresoluble combate entre la razón y el instinto.




«No sé cómo coño ha podido ocurrir, pero la ciudad se ha convertido de pronto en un thriller americano. Robos complicados, violencia, muerte. Asesinos de niñas que salen a las calles por dos duros de fianza y se nos escapan, muertos desmembrados, cocidos, amputados, qué sé yo. Un horror. Llevo 30 años investigando ajustes de cuenta de mafiosos de poca monta, altercados en bares de putas y sobredosis de Yonkis. No estoy acostumbrado a esto.»

Me he llevado una grata sorpresa con la lectura de Por un perro sin tumba, o quizás no debería decirlo, pues Anantes tiene por costumbre publicar novelas de esas que te impactan, que te llenan, que se quedan contigo. Pero si que puedo decir que he conocido a un nuevo autor Rafael García Maldonado y me ha gustado cómo cuenta las cosas, que cosas cuenta y notar ese trabajo de artesano al construir una trama piedra a piedra.
Farmacéutico de profesión, dice que cuando lleva la bata usa la razón y la ciencia, y que cuando se pone a escribir deja que le salga el monstruo.
Y esta vez el monstruo quería hablar del maltrato animal, pero sobre todo del mal, la violencia y la compasión, poniendo al lector en un dilema: la empatía con el vengador.
Nos lo pone muy fácil, y eso que estamos hablando de matar personas, y está claro que nunca está justificado matar a nadie por ninguna razón, pero podemos entender que cada vez se está llegando más lejos con algunas prácticas que son tratadas como culturales en las que el maltrato animal está presente y que en la época en la que vivimos ya no tienen ningún sentido.

Y como aderezo, crímenes rituales basados en los que practicaba la inquisición, quizás un poco visto, pero el autor le ha dado su toque personal con algunos apuntes históricos que le sientan muy bien.

No nos podemos olvidar de todo el elenco de personajes que pueden convertir la novela en una novela coral. Personajes que han sufrido, personajes que sufren, personajes que hacen sufrir.

También me ha gustado el ritmo pausado, a fuego lento, de la novela. Está mal que yo lo diga, pues os tengo acostumbrados a que me gusten las novelas rápidas, sin detenerse en detalles, pero creo que necesitaba algo así, una lectura que se fuera construyen a poco a poco.
Quizás el final es demasiado repentino, no quiero decir precipitado. Todo se sucede como si viéramos caer un castillo de naipes al quitar uno de ellos de la base.

Málaga Negra en su estado máximo.



Título: Por un perro sin tumba
Editorial: Anantes
Páginas: 352


Publicar un comentario